¿Quién emigra de Venezuela?

La duda que dio origen al título de este post me surgió por unos tweets que intercambié en estos días, en los que hablaba del tema con otros twiteros.

El tema en cuestión surgió porque alguien preguntaba: ¿Por qué todos se van a Chile? ¿Qué tiene Chile de bueno? Y una de las cosas que yo opiné fue que Chile es uno de los destinos favoritos por su economía, su prosperidad y estabilidad, además de ofrecer una serie de facilidades para los inmigrantes, y de contar con un parque e infraestructura propicia para el emprendimiento, los negocios y las nuevas ideas.

Algunos de los comentarios que surgieron fueron: Sí, Chile es el mejor país de Latinoamérica con la mayor cantidad de emigrantes malos de un país vuelto mierda.

¡Y, en parte, ese comentario es verdad!

Pero sin duda que esto de irse de Venezuela (huir o emigrar, como queramos llamarlo) siempre genera polémica. Todos defenderán su posición (dentro o fuera del país); y es que son muchas las interrogantes que a mí, en lo personal, me genera el tema migratorio venezolano versus lo que veo en las redes sociales y versus lo que algunos personalmente me comentan…

Reflexionemos un poco:

¿Por qué emigran los venezolanos? Los motivos son muchos: calidad de vida, dinero, seguridad, educación, estabilidad, salud, en fin.

Pero… ¿no te has preguntado por qué pareciera que es más fácil irse que quedarse?

¿No será porque es más fácil llegar a un país que está ya funcionando que hacer funcionar el propio?

Este tema de la emigración venezolana es espinoso. Los que están afuera defenderán su posición, los que se niegan a irse defenderán la suya, los que no han podido irse aún también defenderán su tesis, y así.

Lo cierto del caso es que este éxodo venezolano, que sin duda alguna es inducido, no es natural, da para reflexionar mucho, para hacernos muchas preguntas…

¿Se están yendo más venezolanos “buenos” que “malos”? O sea, ¿que los que nos quedamos nos merecemos este calvario por no haber hecho nada para cambiarlo?

Si son más los “buenos” los que se van, ¿por qué afuera no nos quieren? ¿Precisamente por buenos, responsables y ser extremadamente competentes y preparados? ¿Será?

Si son más los “malos” los que se están yendo, ¿entonces también van a joder y destruir el país de destino? ¿O sea que aquí (en Venezuela) hay más buenos que malos? Y si es así, ¿Por qué el país sigue mal y cada vez peor?

¿No les parece muy hipócrita que el venezolano aquí ensucie, chanchullee o se coma la luz del semáforo, pero cuando llega a otro país sí se comporta como un ciudadano modelo, y hasta paga sus impuestos? ¿Por qué no ser un ciudadano modelo en su propio país, que tanto lo necesita?

¿Por qué hay venezolanos que se van a chanchullear al exterior? ¿Acaso no saben que allá es más difícil porque las leyes y las cosas sí funcionan? ¿No era mejor quedarse aquí a chanchullear, en donde hay total impunidad? ¿No les da pena? ¿No sienten remordimiento por ser ellos uno de los motivos por los que no nos quieren en muchos países del mundo?

¿Por qué el venezolano pasivo que emigra, que aquí nunca hizo nada por cambiar al país, por ser mejor ciudadano o por enfrentar activamente a este régimen político, lo hace tan fervientemente desde el exterior? ¿Será por hipocresía o por cagones? ¿Por qué no se quedaron a pelear tan fervientemente aquí como lo hacen a la distancia por las redes sociales?

¿Por qué al venezolano en el exterior no le importa trabajar 12 horas como un burro, hasta lavando platos o limpiando baños, pero aquí en su país exigían un cargo de gerente, con oficina privada, viáticos y celular corporativo? ¿No es como mucho mojón mental? ¿Qué tal si trabajaran con la misma intensidad y entereza en Venezuela?

¿Por qué hay tanto burro que logra conseguir sus papeles y plata para irse, y hay tanta gente preparada a la que no le resulta tan fácil el papeleo y menos reunir para un pasaje para emigrar? ¡Qué paradójico!

¿Por qué hay tanto venezolano emigrante que se queja del sitio al que llega, por el clima, por la comida, por el trabajo, por el idioma, porque extrañan a sus amigos? ¿No era mejor quedarse en Venezuela y tener todo a lo que estaban acostumbrados, y así evitar el drama digital que manifiestan a diario?

¿Por qué el venezolano que se va es tan iluso (o mentiroso), diciendo que desde allá va a ayudar y a luchar para “tumbar el gobierno”? ¿Acaso ellos no saben que por Twitter o Instagram no se tumban gobiernos? Y otra vez, ¿por qué no se quedó a luchar aquí?

¿Cuál es el aporte al país de un venezolano que se fue? ¿Enviar medicinas, comida o remesas de dinero es una verdadera ayuda? ¿No les parece acaso que es una limosna a cuentagotas, un pañito de agua caliente que en vez de curar una enfermedad más bien aumenta la agonía?

¿Por qué hay venezolanos que en el exterior defienden sus derechos, se organizan, pelean y reclaman ante el mal servicio y las injusticias de las que pudieran ser objeto, pero aquí en Venezuela no dijeron nada ante elecciones robadas, impunidad judicial y desmanes políticos?

¿Por qué hay venezolanos en el exterior que todo el día en persona y por las redes sociales no hablan más que de Venezuela? ¿No se supone que se fueron a buscar una mejor vida? ¿Y entonces? ¿Son masoquistas acaso?

¿Por qué en el exterior alaban tanto el Salto Ángel, El Ávila, el Orinoco o el Pico Bolívar, y aquí en Venezuela ni los iban a visitar? ¿Eso acaso no es igual que hablar maravillas de la mamá pero sólo acordarse de ella y llamarla el Día de las Madres?

¿Por qué cuando estaban en Venezuela no tenían ni una pulserita de la Vinotinto, pero apenas cruzan la frontera ya quieren andar uniformados con una gorra tricolor, una bandera, una franela con la cara de Tío Simón y cantando el Alma Llanera? ¿Es que acaso las hormonas que activan el nacionalismo y la ridiculez se exacerban cuando nos alejamos de la tierra natal?

¿Por qué hay tantos venezolanos en el exterior que joden a otros compatriotas recién llegados, con estafas, papaleos dudosos o intercambio de divisas que nunca se concretan? ¿No se supone que se fueron huyendo de la división nacional, la polarización y el egoísmo? ¿Por qué afuera se comportan peor que lo que tanto critican?

Sin duda alguna son muchas las preguntas, y muy pocas las respuestas.

Por supuesto, solemos generalizar. Sé que no son así todos los que se fueron o los que se quedaron, así que no se tomen este post como una afrenta personal y ahórrense sus insultos. Este post es para reflexionar, no para que chillen como imbéciles.

Hace tiempo también escribí un post acerca de esto, en el que plasmo mi opinión ante tantas noticias negativas que se observan a diario de los venezolanos en el exterior. ¿Qué opinas tú?

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!