No soy homofóbico, pero…

Hablar de sexo, política o religión SIEMPRE es polémico.

Sobre todo si hay prejuicios de por medio. Y cuando hablo de prejuicios no sólo me refiero a los que conforman grupos “en contra” de algo, sino también a los que están “a favor”… porque, nos guste o no, ambos extremos no poseen la verdad definitiva ni tienen totalmente la razón. ¡Nadie la tiene!

Hoy intentaré adentrarme en un tema muy escabroso, que tiene millones de detractores y también de defensores, y del que probablemente reciba un montón de insultos en el blog. ¡No hay problema! Ya estoy acostumbrado…

Me refiero al tema de los homosexuales, patos, volteados, introvertidos, rosca dulce, mariscales de campo, fresas… ¡o como tú quieras llamarlos! Si quieres, usa la palabra “gay”. A mí realmente me da igual qué palabra se use, porque estoy bien claro en el concepto que quieren describir, por más eufemismo o “aceptación social” que le queramos imprimir.

Mucha gente se molesta conmigo porque uso cualquiera de los adjetivos antes mencionados… ¿pero qué quieren que haga? Las cosas se llaman por su nombre, y si eres marico, ¿cómo te voy a llamar? Coloquialmente eres un marico, eres un pato, eres una machorra… Tal vez técnicamente eres un “gay”, científicamente eres “homosexual”… pero en el lenguaje coloquial, que tú mismo a veces usas, por cierto, no eres más que un pato en su laguna… esa es la verdad, TE GUSTE O NO.

Cada vez que yo manifiesto en mis redes sociales mi opinión acerca del comportamiento de algún gay, no tardan en salir los defensores y paladines del “libre amor”, del “despertar de la conciencia mundial” o de la “inclusión por encima de todo”, y caerme encima a “callarme la boca” ¿Por qué? ¿Por qué un marico tiene la libertad de “salir de su clóset” y yo no tengo la libertad de manifestar mi opinión y decir que es un error, por ejemplo, que se permita la adopción por parte de dos personas del mismo sexo? ¿Es eso “homofobia”? Creo que el problema lo tienes tú, o eres un marico resentido y acomplejado, no sé…

Tú, que eres tan defensor del “orgullo gay”, con total seguridad más de una vez has usado la palabra “marico” para ofender o para referirte a alguien de manera despectiva… o la palabra “marica” como muletilla en una conversación, ¿entonces? ¿Cuál es tu doble moral?

Aclaremos algo: la homosexualidad existe desde que el hombre camina sobre la faz de la tierra. Y cada vez más se ha ido “aceptando” que son una realidad social, que tienen derechos, que son una comunidad muy variada y con gente de todos los estratos académicos, sociales, políticos, etc., pero… ¡Nunca falta un maldito pero! Pero TIENES QUE ACEPTAR QUE NO ES NORMAL. NO ES NORMAL PIPÍ CON PÍPÍ, NI COCOYA CON COCOYA. Por más sabroso o morboso que pueda ser, ¡NO ES NORMAL, COÑO!

Y por lo tanto, como acto NO NORMAL, no puedes pretender que a todos les parezca bien, aceptable o normal. Hay gente más abierta, y otra no tanta. Pero (otra vez un pero), no por eso hay que, O ACEPTAR TODO LO QUE SOLICITA LA COMUNIDAD GAY O EXECRARLOS TOTALMENTE. Ningún extremo es bueno.

Está mal que todavía haya gente que no les quiera dar empleo, que los quieran matar, quemar o “curar”, que no los quieran ni tocar, por temor a contagiarse de SIDA; pero también está mal que se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, que adopten, y que opten a cargos políticos y/o judiciales y legislativos. ¿Por qué? ¿Por qué hablé específicamente de este tipo de cargos? Porque son los que hacen las leyes de un país, de una sociedad; rigen los destinos de un país y escriben la legislatura en la que se basan la “moral” de una nación.

¿Qué ejemplo es para los niños ver que hay dos vecinos hombres que son esposos? ¿Ese es un mensaje de “libertad”, de “gran país”, de “amor incondicional”?

Sí, sé que me dirás que los padres deben criar, explicar y orientar a sus hijos, enseñándoles que “es normal” que dos hombres se casen, se besen y tengan hijos… ¿y también que uno es el pasivo, que el activo penetra al otro por el ano, y que los espermatozoides no van a un óvulo, sino al intestino grueso del pasivo? ¿Más o menos así?

no-soy-homofobico-2

¡Pana, no es natural! No pueden jactarse de “libertades”, cuando esas libertades atentan contra LO NORMAL.

Como ves, entiendo y respeto que des culo si es tu gusto y placer, pero tienes que reconocer que eso no es un buen ejemplo para las nuevas generaciones.

Y no me taches de moralista o chapado a la antigua. Bastante que sé de sexo, de fantasías, manías, perversiones, pornografía y fetiches. En el juego sexual de una pareja (homo o hetero) todo se vale, a puerta cerrada, en privado. No es algo que deba ventilarse públicamente para decir: “¡yo sí y tú no!” Allá cada quien con lo que hace, repito, a puerta cerrada.

También pienso que está mal que un artista famoso, o que un deportista destacado manifieste abiertamente su homosexualidad. ¿Por qué? Porque son EJEMPLOS A SEGUIR. Millones de fans, seguidores, o adeptos de todo el mundo buscan un modelo, ¡y se quieren parecer a él! Y si ese modelo no es bueno… ¿qué ejemplo están dando? ¿Cómo crees que se van a comportar los millones de seguidores, niños o adolescentes, que aún no tienen personalidad, carácter y sexualidad fuertemente definidos? ¿Eso está bien? ¿Está bien ser un nadador olímpico, con muchas medallas, pero no importa tu sexualidad o que consumas drogas? ¿Es ese el mensaje a transmitir?

¡Error! El mensaje a transmitir es que si eres artista o deportista, debes mantener una actitud recta e intachable ante tu público, aunque a puerta cerrada seas una loca desatada, ¡es tu vida privada, es tu sexualidad, es tu culo! Pero la vida pública, el ejemplo, la moral y las buenas costumbres no deben verse afectadas por esa “libertad” del “amor a toda costa”. ¡No puede ser!

Es por eso que pienso que un personaje público destacado que comete actos notorios relacionados con drogas, maltrato animal, vandalismo, crímenes, corrupción, violencia doméstica, etc. debería ser fuertemente juzgado, multado y suspendido de sus actividades, como escarmiento. Los personajes públicos son vistos y seguidos por todos, e influyen, lo quieran o no, en esas masas enormes de seguidores. Los medios de comunicación también juegan un papel importante al destacar esas cosas no tan positivas de los personajes famosos que pueden ser tomados como “guía o ejemplo” de personas con problemas o con poco criterio o personalidad propia.

Repito, no soy homofóbico. He tenido amigos, tanto hombres como mujeres, que “juegan para el otro equipo”, pero hay actitudes y comportamientos que no tolero y con los que no estoy de acuerdo, tales como:

  • El plumero. Vociferar a viva voz, en el autobús, en la calle, en el Metro, como “por desahogo”, que eres marico y que no te importa que te vean mal o que no te acepten. Precisamente, no te aceptan por tu escándalo, por tu ordinariez, porque eres un marico tierrúo. Veamos el ejemplo de Juan Gabriel: TODA LA VIDA se supo que era marico, unos lo dudaban, otros lo murmuraban, todos se lo preguntaban, pero el tipo nunca dijo ni sí ni no. Porque eso realmente no importaba, lo importante era SU ARTE, no su culo. Por lo tanto, no hay que RESALTAR LA HOMOSEXUALIDAD. A nadie le debe importar lo que tú introduzcas en tus orificios corporales, no lo hagas público, limítate a tu arte. ¡Sé reservado! Caso contrario el de Ricky Martin, que salió del clóset hasta con un libro. Quiso hacer una gracia y le salió una morisqueta, porque evidentemente ya no vende música como antes, ya no es tan “popular como antes”, o tal vez sí, entre la comunidad gay… pero ya no es “el galán” que una vez fue. Otros maricos célebres son Elton Jhon, el tipo es un marico serio, que no anda de escándalo en escándalo para que todos sepan que le gusta “soplar la flauta”, o Mick Jagger, que es abiertamente bisexual (en lo personal opino que un bisexual no es más que un marico al que todavía le gusta puyar de vez en cuando, o sea, un marico no totalmente definido), o el mismo Freddy Mercury, del cual se rumoraba toda clase de cosas, pero el tipo siempre fue un marico serio.
  • El ataque. Qué ladilla con los maricos atacones y las lesbianas acosadoras. Cuando ven a alguien QUE NO ES MARIPOSA como ellos, pero les gusta, ¡atacan e insisten sin parar! Mandan flores, chocolates, correos electrónicos, mensajitos de texto, en fin… Cuando veo a parchitas así, entiendo por qué los odian tanto, por qué no los respetan y por qué muchas personas de la sociedad no los toman en serio. Repito: ¡el sexo es rico! Pero ataquen a gente con su misma inclinación sexual, ¡por favor! Molesta, y a veces esos ataques acaban mal, en tragedias o en problemas con la ley.
  • La discriminación. Es un círculo de “discrimino porque me discriminaron”. Y así nunca termina el peo. Hay que entender algo: aunque la homosexualidad sea tan vieja en el planeta como el mismo hombre, la discriminación existe porque NO ES NATURAL, porque NO ES BIEN VISTA. Entonces, no discrimines para que no te discriminen. Hay que empezar por allí. Suena contradictorio, pero estoy muy claro con lo que estoy escribiendo. No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hagan a ti. Es un mandamiento, una ley de vida universal. No estoy de acuerdo con la discriminación, pero tampoco apruebo ciertas cosas a los “mariposos” o “cachaperas”. Y eso NO ES discriminar, es simplemente no aceptar lo INACEPTABLE.
  • Adopción y matrimonio gay. Ya lo mencioné. No es normal, ni es natural. El primer ejemplo de los niños es su familia. Un niño que ve que tiene Mamá 1 y Mamá 2 no es sano. Sé que probablemente argumentes eso de que “¿Sí es normal que un niño viva en un matrimonio convencional (de papá y mamá, hombre y mujer), pero que viva con maltrato, drogas, golpes, etc.?”, a lo que te tengo que responder: ¿Es preferible tener ciudadanos “con amor”, pero “homos”, que “heteros” con problemas psicológicos? No sé qué es mejor, pero sí sé qué es normal, y dos papás o dos mamás no lo son. Para mí en este caso lo normal prela por sobre lo mejor.

Por otro lado, también hay que reconocer que los maricos (muchos, como siempre, no todos) tienen muchísimo talento. Destacan en lo que hacen, en cosas artísticas o en actividades del sexo opuesto (al que pretenden parecerse). Por eso creo que los gays tienen su mérito y no merecen discriminación. Son seres humanos como tú y como yo que escogieron “amar” a personas de su mismo sexo… porque amar es una decisión, tú no te enamoras de alguien de tu mismo sexo porque “naciste en un cuerpo equivocado”. ¡Ese es un cuento chino! Nadie nace marico. Tú das culo porque te gusta, porque tienes traumas, problemas o ideas equivocadas respecto a ti y a tu sexualidad. Tan simple como eso.

no-soy-homofobico-3

No es natural y no existe un tercer sexo. Sólo hay hombre o mujer. Y no estoy hablando de Dios, de la biblia o de ninguna religión. Simplemente es así. Todas las demás variantes y aberraciones que existen, que si mujer con mujer, que si hombres vestidos de mujer, que si mujeres que toman hormonas y tienen barba, músculos y voz gruesa, hombres que se cortan el pipí o mujeres que se injertan uno, no son más que variantes, pero en sus cromosomas, en sus células, son HOMBRES O MUJERES. No hay más opciones.

Amigo mío, si te gusta “morder la almohada”, no te lo critico. ESE CULO ES TUYO, y si tú quieres meter un mariachi allí y hacer una rumba mexicana, ¡ese es tu peo! Lo que no puedo aceptar son ciertos comportamientos de “los homo” que definitivamente no están bien, y que no le hacen ningún bien a la sociedad. La realidad es la realidad.

Tampoco creo que el marico “nace”. Un marico “se hace”. Se forma con su niñez, con sus traumas, con su crianza, con sus problemas, con sus carencias, deficiencias o excesos. Es eso lo que “forma” al individuo, al ciudadano del futuro. Casos muy puntuales de personas que nacen con genitales poco desarrollados o definidos son la excepción, pero son casos clínicos que nada tienen que ver con la mariconería que he mencionado en este post. Ese es otro tema.

¿Qué opinas tú?

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!
  • Camilo Ernesto Reyes Rodriguez

    Yo he ido a la marcha por la Defensa del Matrimonio Igualitario en la AN hace ya como tres años y en la misma había de toda gente: gays clásicos (tipos afeminados, por no decir la palabrita que empieza por “m”), tipos gays rudos (según su “slang” se autodenominan “osos”) y demas gente de la minoría LGTB…

    Pero en honor a la verdad la cultura LGTB es tan fuerte que hay arte, películas, series para TV y demás cosas dedicadas a eso…

    [OFF-TOPIC ON]La supuesta homosexualidad de Juan Gabriel tan solo fue una fachada (al morir este se descubrió que tenía una esposa, así igual como hijos legítimos, como ilegítimos)[OFF-TOPIC OFF]…

  • Ryan

    según tu logica, ¿las minorias deben ser marginadas?


    • No. Según mi lógica los homosexuales deben comportarse. Y lo que NO ES NORMAL no se puede aprobar…

      ¡Simple!

      • Ryan

        Me parece muy deshonesto de tu parte que para escribir este blog no te hayas esforzado en lo mas mínimo para investigar y tener idea de lo que dices, pero no te culpo, muchos de los que conforman la comunidad LGBTI tampoco tienen idea.


        • Esto NO ES Wikipedia. Es un blog de opinión. Y ya leíste mi opinión. Si quieres documentación técnica, ¡BUSCA EN GOOGLE!

          • Ryan

            mis ánimos de comentarte de ninguna manera son “censurarte” o que hagas lo que yo digo. Pero estas claro, con tu verbo ofensivo y soberbia lo que haces es desinformar. Si no te gusta que te comente puedes borrar mis comentarios, bloquearme, lo que mejor te parezca, yo supuse que si dejas que haya comentarios es porque te gusta recibirlos.


          • No borro comentarios de nadie, porque cada quien hace con su culo lo que quiere… simplemente te respondo… tú tienes tu opinión y yo tengo la mía.

            Tú tienes tus conceptos, y yo los míos… si los míos te parecen ofensivos, el problema lo tienes tú, no yo… 😉


  • Siempre con tu punto crítico de las cosas NORMALES que pocos pueden notar. Me parece una lectura entretenida y NORMAL para el mundo hetero. Tengo conocidos cercanos GAY’s (o rosca dulces jajaja), pero, respeto para que me respeten, es decir, coloco mi raya de confianza y listo, podemos convivir entre humanos, pero respetando y siendo discretos con la desviación. Saludos +999

    • @gordonesroo

      ¡Es así!

      Las cosas hay que llamarlas por su nombre. Como bien lo escribí, yo no tengo nada en contra de los patos… ese culo es de ellos… siempre y cuando no me echen su plumero…

  • Manuel

    bro, te faltó esas lesbianas que se jactan diciendo que pueden transformar a una mujer en lesbianas

    • @gordonesroo

      jajajajajaja, ¡verdad!

      Esas son arrechas, porque creen que pueden dar “más placer” que un hombre…

      Lo cual, desde mi punto de vista, no es más que una sabrosa FANTASÍA…

      Saludos, ¡y gracias por leerme!


  • No entiendo porqué no llamar a las cosas por su nombre… si tienes esa opinión sobre la homosexualidad y señalas una y otra vez que no es NORMAL (¿?), pero luego repites que no eres homófobo, entonces estás siendo hipócrita. No importa de que manera quieras endulzarlo. Hay demasiadas contradicciones en este artículo, dices que no deberían ser discriminados, pero insistes en que no son un buen modelo, no deben casarse, no deben adoptar, no deben ejercer un cargo público… en fin, no creo que valga la pena extenderme.

    La cultura, y la ignorancia en un tema tan complejo como éste, determinan en gran medida opiniones como esta. Pero como sociedad podemos ampliar nuestros horizontes. Hasta no hace mucho tiempo las mujeres eran consideradas seres humanos de segunda, ni siquiera podíamos votar… en esos tiempos eso era NORMAL, ni hablar de la discriminación a la gente de raza negra y los siglos de esclavitud, también era NORMAL.

    Hoy en día, gracias a diversos estudios científicos, están cambiando muchos paradigmas, conceptos, etc. con respecto a la sexualidad, entendemos mejor las preferencias, la identidad, etc. En vez de simplemente encerrarnos en lo que nos han enseñado hasta ahora, y señalar como anormal aquello que no entendemos… porque este tipo de ignorancia hace daño a muchas personas.

    Me extendi demasiado, tu artículo da para mucha tela que cortar.

    Aún no pierdo por completo la fe en la humanidad.

    Saludos y que estén bien.

    Andreyna.

    PD: Soy una mujer heterosexual.

    • @gordonesroo

      Gracias por tu comentario.

      ¿El hecho de que yo lo señale como NO NORMAL me hace homofóbico? ¡Ah, ok!

      ¿La ciencia cambiará los paradigmas? ¿Qué? ¿Inventarán un tercer sexo? Vaya, vaya…


  • Concuerdo en lo que dices, lo público a lo público y lo privado a lo privado. Ahora me voy a preparar las cotufas. Quiero ver los demás comentarios. X-D

    • @gordonesroo

      Jajajajajajajaja… qué vaina con la gente incomprensible (¿o será incomprendida?)

      ¡Saludos!