“No me gusta la política”

Con regularidad escucho esta afirmación o comentario. “Es que todo está politizado”, “es que no me gusta la política”, “es que me fastidia hablar de política”. Incluso, una vez alguien me dijo que mi blog se había “politizado”, y que por eso lo había dejado de leer.

Está bien. Es una afirmación un poco (bastante) ignorante, pero cada quien hace con su vida y sus comentarios lo que quiere.

Lo cierto del caso es que tú, amigo que me lees y que afirmas con solemnidad que “no te gusta la política”, deberías repensar eso que afirmas con tanta vehemencia.

¿Por qué lo digo? Muy sencillo. Vivimos en un país en donde lamentablemente (o afortunadamente, depende de cómo se mire) todo gira en función de la política. Esta crisis que vivimos (en todos los niveles) ha sido generada por los políticos, por sus desaciertos y por su “intención” de “darle voz a quienes no la tenían”.

Sí. Así nos suene a cliché socialista, es una realidad que no sólo debemos, sino que TENEMOS que estar informados.

Tal vez tú no seas politólogo, abogado, economista o analista internacional. Pero TIENES que estar informado de lo que sucede. ¿Qué pasa en la Asamblea Nacional? ¿Qué dijo el tarado de Maduro? ¿Qué hacen los malandros y grupos que lo apoyan? ¿Qué pasa en las cárceles? ¿Qué dejaron de hacer los ministros? ¿Qué se dice fuera de nuestras fronteras? ¿Qué pasa en los mercados internacionales que pueda afectar a nuestro país? ¿Qué es lo que se nos viene?

Y así, la lista de información es inmensa.

Lo que comemos, lo que vestimos, lo que ganamos (o dejamos de ganar), los trámites civiles o judiciales que tenemos que hacer, y hasta la inseguridad tienen que ver con las decisiones políticas de nuestro país. Es decir, TODO.

Ojo. No estoy diciendo que te tengas que leer 300 periódicos todos los días. Pero un repaso por los principales titulares diarios no te hace mal (leer no te hará daño, por cierto). Escuchar 15 minutos los avances de las principales noticias del mundo, por radio o televisión es más lo que te aporta que lo te estorba. Es que, de hecho, como la gran mayoría ya anda informado de lo que sucede, si tú no te informas quedarás como el bruto, el ermitaño, el loquito desinformado. Es así.

De niño, recuerdo que me aburrían las noticias. ¿A qué niño no? Pero es que era feliz y no lo sabía. Lo único que tenía que hacer era estudiar, jugar y ya. Dijeran por allí: comer, dormir y cagar. ¡Más nada!

De adultos, la cosa cambia. Porque somos responsables, somos cabeza de hogar, tenemos hijos, pagamos impuestos, ejercemos derechos civiles, y tenemos que lidiar con la realidad de un país.

Es por eso que lo mínimo que deberíamos hacer es estar informados.

Repito: no me confundas. No estoy diciendo que entablemos un debate ideológico, económico o político con todo aquel que se nos cruce por delante. Porque allí sí rayaremos en lo fastidioso y terminaremos con enemigos y tal vez hasta con un tiro en la barriga.

Es que incluso, viviendo fuera de Venezuela esto que acabo de afirmar aplica. Como adultos, como ciudadanos, tenemos que estar al tanto de las situaciones que mueven nuestro entorno, nuestro mundo. No podemos ser ajenos a la política, porque nos guste o no, la política mueve al mundo.

Así que, mi querido “desinteresado” de la política, ya es hora de que te empieces a interesar un poquito más en lo que sucede en tu país.

Y por cierto, debo aclarar que este no es un blog político. Es un blog de OPINIÓN. Y yo opino de todo. Sucede que es más lo político que vemos a nuestro alrededor que cualquier otra cosa, pero pronto vienen por allí posts de otros temas, para que no se me aburran.

política 1

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!
  • kamx

    La política es la cosa mas sucia y asquerosa de toda la humanidad… Uno trata de tener el mas mínimo contacto con ella… Pero se lleva por los cachos a las demas cosas que son tan necesarias para el ser humano (Dinero, comida, luz, etc)…