¡No le des limosnas a Venezuela!

Espero que no se confundan con el título de este post. Si tienes tiempo leyéndome o medio me conoces, sabrás que precisamente no me caracterizo por un falso nacionalismo ni muestras hipócritas de amor a Venezuela. Las cosas hay que llamarlas por su nombre y decirlas tal y cómo son.

Venezuela está tan dividida y polarizada, es todo tan confuso y extraño, que hasta las más mínimas opiniones tienden a crear división, diferencia y violencia.

Este tema de “ayudar a Venezuela” es un tema tan álgido y polémico que podríamos escribir una enciclopedia completa con todos los motivos, argumentos y opiniones al respecto. Pero como este es mi blog, yo daré aquí la mía. Te recuerdo que siempre tendrás espacio aquí para dar la tuya… y te responderé con el mismo tono con el que te refieras a mí. 😉

Lo cierto es que, el polémico post que puse en mi Facebook personal fue el que ocasionó mi más reciente trifulca digital:

Es chimbo que por pensar distinto nos distanciemos, nos ofendamos y queramos imponer nuestra opinión por encima de los demás con violencia y sin argumentos válidos. Y por cierto, debo recordarte que:

Si te picas es porque ají comes, como dice el viejo refrán popular.

Cuando hace unas semanas atrás entrevisté a @critiquero en mis Entrevistas Capciosas, tocamos este tema: ¿Se puede ayudar a Venezuela desde el exterior?

Y es que el tema de la migración, éxodo o huida del venezolano hacia el exterior da para tanto, que varias veces también he escrito de ello aquí en el blog. Como la vez que hablé de las muestras hipócritas de solidaridad en el exterior, cuando le respondí a los ofendidos por ese post, o cuando también le respondí a los que dicen que yo no hago nada más que estar todo el día tras un teclado, opinando. Yo di mis argumentos. Te invito siempre a dar los tuyos, ya que no soy de esos blogueros que borra los “comentarios incómodos u ofensivos”; prefiero responderle a todo el mundo como se merece.

Es por ello que en este podcast plasmo mi reflexión y opinión acerca de esto: Desde el exterior, ¿Tú ayudas a Venezuela? ¿Qué haces por ella?

También hice una sencilla encuesta en Twitter, para ver qué opina la gente. Juzguen ustedes:

Amigo lector, seguidor, suscriptor: No te ofendas por los comentarios u opiniones de los demás en las redes sociales. Si tú escribes algo, tarde o temprano alguien te dará su comentario, y si ese comentario es distinto a tu criterio o pensar, debes aceptarlo de la mejor manera, con respeto, altura y mucha apertura mental. Si no soportas el sarcasmo, la ironía o el doble sentido (que por cierto, yo uso casi siempre, tanto en mi vida personal como en la digital), lo mejor es que no te pongas a argumentar idioteces sin sentido, porque con las mismas estupideces que tú atacas serás atacado.

Si no te gusta que la gente comente en tus escritos, posts o fotos en Internet, mi amigo, lo mejor que te puedo recomendar es que no postees nada y te vayas a ver TV. O selecciona muy bien a tus contactos, lectores y seguidores, para que todos opinen como tú, y sientas que vives en un mundo perfecto en donde todos, como borregos, piensan igual.

Y finalmente, recuerda: Venezuela no necesita limosnas. Venezuela necesita reconstruirse, y no será precisamente con pañitos de agua caliente que eso se logrará. ¡Deja el drama! Si de verdad te duele Venezuela, si de verdad la amas, ¿por qué te fuiste? ¿Por qué no te quedaste para “LUCHAR” por ella, arriesgar tu pellejo en una concentración, en una plaza, tumbando una estatua de Chávez, en una marcha, frente a un Ministerio? ¿Por la seguridad de tu familia y tu integridad personal? ¿Es que acaso no confías en que si tú mueres dejarás un mejor país, porque hay otros como tú “luchando”?

Ah, porque me vas a decir que unos luchan desde otro tipo de trincheras, ¿verdad? ¡Chévere! Pero te cuento que en un tablero de ajedrez las piezas que cuentan son las que están DENTRO del tablero, y las que no cuentan son simples espectadores del juego, y como espectadores, es mejor quedarse callados. Así de sencillo.

Debes saber que todas las “luchas” que actualmente suceden en Venezuela son ÚNICAMENTE para cambiar al político de turno, para cambiar una ideología por otra, de derecha o de izquierda, pero que al final no será más que puro populismo; pero también sé que sabes que, muy, muy en el fondo, Venezuela no va a echar pa’lante, porque la marginalidad, el facilismo y el chanchullo se metieron muy dentro del ADN del venezolano como para que de verdad podamos tener un país del primer mundo.

Debes también saber que esta vaina no tiene arreglo y que probablemente ni tú, ni yo, ni nuestros hijos, vean una Venezuela mejor. Tal vez ni nuestros nietos. Y sabes, sinceramente, que esas muestras de “amor patrio” y “dolido nacionalismo” no son más que tu frustración por no tener ya más el país en el que crecimos tú y yo, y porque lamentablemente tuviste que dejar la tranquilidad y comodidad de tu tierra natal por tener que ir a un país en donde hay que trabajar el doble porque ERES UN EXTRAÑO, UN RECIÉN LLEGADO, donde tal vez un trabajo no sea suficiente para subsistir, porque allá no tendrás a “un pana” que te meterá en una nómina fantasma, como en Venezuela; o porque allá no tendrás el mismo “estatus arrechísimo” que tenías aquí de “Gerente de supervisión del departamento de las obras de ingeniería de extracción bla, bla bla”, y tendrás que conformarte al principio con el de cajero en un supermercado, mesonero o repartidor de pizza.

Así que, tus pancarticas desde allá, tu chaqueta tricolor, tu gorra vinotinto, tu selfie con una Polar en la mano y otras pendejadas, NO AYUDAN, NO SON LUCHA.

Repito lo que dije en el podcast: No te juzgo porque te fuiste, pero tienes que entender que desde allá es muy poco lo que puedes hacer. De hecho, creo que lo único que puedes intentar es DEJAR MUY EN ALTO EL NOMBRE DEL PAÍS Y SU GENTILICIO, siendo trabajador, responsable, respetuoso de las leyes y normas, siendo buen ciudadano y buen vecino. ¿Pero cambiar a Venezuela? ¿Luchar? No… si te fuiste ya no puedes.

Este podcast fue patrocinado por: Blogueros de Venezuela, la única comunidad de blogueros de nuestro país. ¿Quieres realmente aportarle a Venezuela? ¡Bloguea con Blogueros de Venezuela! Contáctalos si quieres a prender a usar un blog como herramienta de emprendimiento, negocio, trabajo o incluso apoyo a tu país.

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!