Madres esquizofrénicas

Hablar de las mujeres requeriría que cambiara el formato de esta página de blog a wiki. Es que son tan complicadas, cambiantes e incomprensibles que es mejor dejar quieto lo que quieto está.

Pero hoy quiero hablarles de un caso específico de mujeres especial y raro. Muy raro, por lo complicado de la situación que las hace ser así, pero extremadamente común, y que podemos ver casi a diario a nuestro alrededor.

Me refiero a las madres.

Sé que no es fácil (me lo imagino) cargar con un muchacho 9 meses en la barriga, amamantarlo, sostenerlo y criarlo. Nada fácil. Pero hay mujeres que este papel lo enfocan mal, siendo un verdadero caos para ellas y para quienes las rodean, ocasionando uno de los principales problemas de la sociedad: el machismo.

Sí. Las mujeres son las principales responsables del maltrato hacia ellas mismas y del machismo. Y no. Este post no es para debatir del feminismo, la liberación femenina y el papel de ambos géneros en la humanidad. Eso lo puedes tratar conmigo en mis redes sociales. Hoy les hablaré de las madres taradas, LAS MADRES ESQUIZOFRÉNICAS.

No sé si existe algún estudio al respecto, pero lo que sí sé es que he conocido los dos tipos de madres esquizofrénicas que existen, y de ellas te hablaré a continuación:

  • Madres malignas. Respiran maldad, odio y frustración. Por lo general son madres solas, divorciadas o que han tenido más de 8 machos, uno peor que el otro, en su eterna búsqueda del “hombre ideal que las comprenda y las acepte”, pero ellas no aceptan ni comprenden a los demás. Toda esa rabia y negatividad la terminan pagando con los hijos, a los cuales maltratan, tanto física, como verbal y psicológicamente.
    Son las típicas madres que empezaron a los 15 años a tener muchachos, no tuvieron preparación como madres, como mujeres de verdad, no quemaron etapas, y toda esa arrechera contenida por su metida de pata la manifiestan criando malandros y prostitutas, niños sin supervisión alguna, sin guía y sin conciencia de hogar y familia. Las he visto desde mujeres muy preparadas académicamente hasta patas en el suelo que ni hablar saben. Su principal característica es la frustración, sin distingo de estrato social o color de piel. Sólo saben darles gritos y coñazos a los hijos, sin guía alguna.
  • Madres alcahuetas. Son el otro extremo. Estupidez en pasta. Son las típicas madres permisivas que dicen “le doy a mi bebé todo lo que yo no tuve”. Y le compran cuanto juguete, mariquera y corotico pide el carajito. Le cocinan sólo lo que le gusta y le dan todo lo que la malcriadez del mocoso invente. También suelen ser madres solas, pendejas a las que se cojieron y botaron pa’l coño, por gafas; o estúpidas que se “enamoraron” del primer machete que vieron por allí, pariendo un hijo que después no saben criar.
    Estas madres son terribles, porque fomentan los parásitos que tanto hay en nuestra sociedad actual. Crían varones inútiles, que ni preparar agua con azúcar saben, o mujeres tan estúpidas como ellas, que perpetúan el ciclo de las mujeres estúpidas, ineptas, madres precoces, que creen en la cigüeña y los repollitos.

Madre esquizofrénica

Ninguna de las dos anteriormente mencionadas es mejor o peor que la otra. Ambas son TERRIBLES. Ambas le hacen un daño enorme a la sociedad, ya que dañan a los hijos desde sus primeros días de existencia, perpetuando la descomposición social reinante. Ninguna puede criar ciudadanos ecuánimes, cónsonos y equilibrados. ¿Cómo, si no saben?

Si eres madre soltera, precoz, divorciada o casada, debes tener el criterio suficiente para mantener el equilibrio y no caer en ninguno de los dos extremos que ya expliqué. Ni tan calvo ni con dos pelucas. ¿Sí se entiende esto?

Claro, las feminazis que me lean dirán que la responsabilidad de la crianza NO ES sólo de la madre, sino de ambos progenitores. Pero, mis queridas heroínas del sexo débil, les debo recordar que durante muchos años han sido precisamente ustedes las que han peleado por igualdad de oportunidades, de estudios y trabajos. Y también, jurídicamente hablando, se han esforzado por tener leyes “igualitarias” (que el fondo son tan desiguales como las “machistas” que critican), y la crianza y potestad de los hijos recae en la mayoría de los casos sobre la madre. Ustedes lo han querido así, así que, ¿de qué se quejan?

¿No quieren padres irresponsables? ¡NO ABRAN LAS PIERNAS DE MANERA IRRESPONSABLE!

No justifico PARA NADA la paternidad irresponsable. Pero el hombre propone y la mujer dispone. Es así. Enseñemos a los varones que deben respetar y no andar por allí dejando muchachos regados; pero también enseñemos a nuestras niñas a darse su puesto y respetarse como mujeres. Esto es la base de todo este problema.

Ser padre es una gran responsabilidad, y si no estás preparado para ello, ¡NO JUEGUES CON CANDELA!

Para concluir, ¡NO SEAS TARADA! Como mujer tuviste la potestad de abrir o no las piernas. Nadie te obligó a tener un muchacho y a escoger mal a su progenitor. Ahora estás sola con el carajito y lo estás dañando, lanzándolo a una sociedad desintegrada moralmente por millones de madres como tú.

Mujer, ¿No quieres ser una madre esquizofrénica más? ¡Cuídate, BUSCA AYUDA! ¡No metas la pata!

Pero no digas que es porque “eres una madre sola”, porque esa excusa ya está pasada de moda.

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!