La masacre de Orlando y la estupidez humana

El domingo 12/06/16 el mundo amaneció con esta estremecedora noticia: el atentado terrorista de Orlando (porque así fue calificado por las autoridades, por las connotaciones del suceso).

49 muertos y más de 50 heridos en un tiroteo llevado a cabo por un único tirador, un extremista, “seguidor” de la filosofía de ISIS, en una discoteca gay en Orlando, Florida.

Como siempre, las manifestaciones de repudio en contra de estos hechos no se han hecho esperar. Pero ya empiezan a sonar opiniones y comentarios en los medios noticiosos.

“Que si esto fue un atentado en contra de las minorías homosexuales”, “que si el odio a los gays”, “que si los gays deben marchar y exigir más derechos”, y una serie de estupideces más.

Ya va. Hagamos una pausa: ¿Acaso este lamentable hecho es más o menos importante porque fue contra un local de homosexuales? ¿Acaso porque haya sido perpetrado por un extremista islámico es más deleznable que si lo hubiese hecho un narco mexicano?

masacre Orlando
¿Qué demonios nos pasa como sociedad?

¿Por qué estamos tan parcializados y divididos? ¿Es esto verdadera “diversidad”?

Señores, hubo muertes inocentes. Vidas humanas perdidas. ¡PUNTO FINAL!

Aquí no importa si los muertos daban culo, o si eran de algún continente, o si el gobernador de Orlando es de tal o cual partido político.

El centro de esto son LOS MUERTOS. Aquí lo que importa es el descontrol armamentístico y el problema de seguridad que esto genera para TODA la población. ¡NADA MÁS!

Cuando la sociedad empiece a entender esto, por encima de todas las “etiquetas sociales” y las “minorías oprimidas que reclaman sus derechos” empezaremos a tener un mejor planeta.

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!