¿Decreto de excepción o miedo?

El pasado día viernes 13 de mayo, en cadena nacional, todos los venezolanos vimos cómo el miedo y la locura se están apoderando poco a poco de las altas esferas de los que tienen “el coroto” en Venezuela.

Maduro decretó estado de excepción. Pero, ¿qué significa esto?

Un estado de excepción no es más que “medidas extraordinarias” tomadas por el Ejecutivo Nacional cuando “hay amenazas graves que amenacen la estabilidad del país”, bien sea por manifestaciones, catástrofes naturales, guerras, etc. Y para ser sinceros, aquí el único que atenta contra el país es el propio gobierno, con sus desacertadas políticas económicas y políticas.

Se pueden hasta intervenir los poderes públicos… incluida la opositora nueva Asamblea Nacional. ¡Qué oportuno este decreto!, ¿no?

Para conocer los tecnicismos jurídicos puedes leer en el siguiente enlace: Estado de excepción.

Pero para entenderlo, no hay más que ver lo que pasa en la calle:

Los militares están desplegados. Los cuerpos de seguridad están apostados en sitios estratégicos de cada ciudad del país, previendo alguna protesta, alzamiento o manifestación social. Hay sobrevuelo constante de helicópteros, patrullas en la calle y efectivos vestidos como para la guerra.

¿Se entiende?

Hay miedo en el poder, ¡mucho miedo!

Pero el venezolano, el “soberano”, el ciudadano también arrastra 17 años de miedos…

¿Cuál miedo prevalecerá aquí? ¿Quién se impondrá? ¿El miedo a dejar el poder? ¿El miedo al Caracazo II? ¿El miedo a la represión de las manifestaciones?

Mi invitación personal es a dejar el miedo. ¿A qué le temes? ¿Qué puedes perder?

Ya hemos perdido la dignidad, el respeto, los derechos básicos, humanos y constitucionales…

¿Acaso podemos perder más?

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!

  • El miedo se ha perdido, en muchas zonas donde no se veían protestas, ya la gente exige lo que les correponde!