Community ‘Drama’ Manager de Venezuela

Este post no va dirigido ni a sutanito, ni a fulanito, ni a perencejo. Es decir, no es dedicado a nadie en particular. Va, más bien, dedicado a una actitud y a un (mal) comportamiento de una comunidad mal enfocada y mal encaminada.

De hecho, no suelo hacer escritos lanzando puntas. Los que me conocen saben que en las redes sociales y personalmente voy de frente, sin pelos en la lengua.

Aclarado esto, entremos en materia. Si te picas al leer esto es porque ají comes.

Para nadie es un secreto que las redes sociales, desde hace más o menos 10 años, han cobrado vital importancia en el mundo y en la sociedad en general. Y nuestro país no ha sido la excepción, pese a que tenemos el peor Internet del continente, la peor infraestructura digital, etc. Ese es otro tema.

Lo cierto del caso es que, como buenos venezolanos (matadores de tigres profesionales, metidos en todo, expertos toderos y faranduleros por naturaleza), la vida en la Internet 2.0 nos ha caído como anillo al dedo.

Unos se hacen famosos con videos virales mentando la madre a una cajera de supermercado, otros se convierten en tendencia mostrando el culo y las tetas en un twitcam, y otros se convierten en los gurús de los 140 caracteres sólo porque tienen una esposa famosa. Esto de las redes sociales da para todo. Para eso y mucho más.

Debido a este impresionante auge, no han faltado los que han visto una inmensa oportunidad de negocio (entre los que me incluyo), profesionalizándose en el uso de las múltiples y muy variadas herramientas digitales, apps, programas, servicios y demás periquitos cibernéticos.

Así, nació el Community Manager. Hay 700 millones de definiciones en Google. Busca y lee. Lo cierto del caso es que, para hacer el cuento corto, todo aquel (con o sin preparación profesional, académica o empírica) que medio maneje Facebook, Twitter e Instagram, ya se autodenomina Community Manager, Social Media Manager, Strategist, Content Manager, y podría hacer sólo un post para hablar de la inmensa cantidad de nombres y profesiones que han surgido a partir del Community Manager.

En Venezuela, uno de los países con mayor tasa de uso de Twitter y Facebook en la región, no faltó a quién se le ocurriera la genial idea: ¿Por qué no nos agrupamos? Y así nacieron los Twiteqs y muchas otras reuniones de usuarios que utilizaban de distintas maneras las redes sociales. En países como Argentina, Ecuador, Colombia, Estados Unidos, España, etc., se crearon foros, blogs, grupos y comunidades enteras de Community Managers. Y Venezuela, nuevamente, no fue la excepción.

Fue así como en el año 2011 nace el grupo en Facebook Community Manager Venezuela, o como prefiero llamarlo yo: Community ‘Drama’ Manager Venezuela.

Si has tenido el privilegio (o desdicha, según cómo lo veas), de pertenecer a ese grupo de “profesionales”, te darás cuenta que nombrarlo con los adjetivos de kínder, patio trasero, manicomio, basurero o vecindad también le vienen de maravilla. Es que allí el mamarrachismo está a la orden del día.

Bright beyour Easter

¿Por qué lo llamo así?

Muy sencillo: en ese grupo predomina EL EGO por encima de la cordialidad, la camaradería y la colaboración entre “profesionales” de una misma área. Pareciera que el jalabolismo, el cyber bullying y la estupidez fuera requisito necesario para destacar, para hacerse notar, para ser gracioso.

He visto cómo a gente SÚPER PROFESIONAL y valiosa, académicamente hablando, la han sacado de allí tan sólo por pensar distinto a quienes (mal) moderan dicha comunidad. También he visto que parece que a los “que más mean dentro del grupete ese” les encanta que los nuevos (no tan divos como ellos) se mantengan calladitos y en la oscuridad del anonimato.

Algo más o menos así como: “si eres pana mío, súper sobrado y arrecho como yo, eres buen Community Manager. Si eres un becerro que nadie conoce y que no hace lo que nosotros hacemos, eres un mamawebo nulo.”

Y así, es muy común ver cómo entre ellos (los niñitos “Community ‘Drama’ Manager de Venezuela”), se caen a insultos, se tratan de imponer unos sobre otros, se forman subgrupos de apoyo entre ellos, y se “creen” los líderes del poder digital y la verdad suprema 2.0 en el país.

Señores “profesionaluchos”, ¿saben qué? ¡VAYAN A CAGAR!

Podrás ser muy embajador Hootsuite, tener un diplomado muy arrecho y bonito hecho en la Universidad Complutense de no sé dónde coño de la madre. Podrás tener un iPhone, una Mac y haber manejado el Twitter de Chávez, de Leopoldo López, de Gillete, de Pepsi, de La Patilla y haber estado en los Trending Topics más de 500 veces.

Para mí, con esa mala actitud y esa infantilidad ERES UN WEBÓN. Así, ni más ni menos.

No es más profesional el que tiene más diplomas y sabe más. Porque a fin de cuentas, con tus conocimientos nos limpiamos el culo quienes te rodeamos.

Es más gente, más profesional Y MÁS VALIOSO quien asume una actitud de humildad, de colaboración, de paciencia, de empatía; de entender que no se es el dueño absoluto de la verdad… ¡y menos en una vaina tan cambiante como lo es la tecnología, las redes sociales o Internet.

Amigo mojonia’o Community venezolano. ¡Bájale dos! Todos entendemos que ese iPhone que te compraste es caro, y que estás pelando bola, sin saldo y comiéndote un cable. Todos comprendemos que tienes deudas que pagar y que no tienes ni un cliente, a pesar de tu “diploma arrechísimo de Social Media Strategist”.

¡Pero por favor! No hagas más el ridículo. A quién dejas muy mal parado es al gremio al cual dices pertenecer.

Y una reflexión final: señores moderadores del preescolar ese llamado Community ‘Drama’ Manager Venezuela, ¡pónganse las pilas! Si ustedes empiezan a moderar el comportamiento, las publicaciones y los malos tratos dentro de su comunidad empezarán también a ver que la situación que aquí describo se acaba. No por nada se han creado una serie de grupos más (Community Manager de Barquisimeto, Miami-Caracas, Latinoamerica, etc). Tener 10 o 15 mil miembros no los hace los más arrechos de la vaina tampoco. Conozco grupos con menos de 1000 integrantes pero que son más proactivos y comprometidos entre sí que lo que sucede en su grupo. Muchas personas que conozco del gremio del Social Media piensan igual que yo (palabras más, palabras menos) respecto a todo lo que aquí acabo de plasmar, y prefieren mantenerse al margen o en silencio en dicho grupo porque no quieren una confrontación directa con los que lo moderan o participan allí. Otros han preferido salirse simplemente porque ese grupo “ya no aporta nada”. Así se expresan de ustedes.

Yo pertenezco a esa “comunidad” desde que contaba con apenas 300 miembros, y debo decir, con total sinceridad, que se ha vuelto un completo desorden de carajitos inmaduros con todo lo que allí acontece y publican.

La gente está cansada de conflictos, peleas, estupideces y alharacas egocentristas. De eso hay bastante ya en la calle y la TV. ¿La vamos a fomentar nosotros también en las comunidades digitales?

PD: Probablemente luego de leer este post me saquen de dicho grupo o intenten trolearme. No me extrañaría. ¿Acaso puedo esperar algo mejor de unos pseudo profesionales?

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!

  • Estoy totalmente de acuerdo contigo, Roosevelt Gordones por ese motivo siempre me mantengo al margen, prefiero seguir los blog y aprendeer de cada uno de ellos, ya te sigo!! Saludos y que estes bien!


  • Te quería hacer una pregunta: ¿tú tienes título universitario? es por una duda que tengo. El lenguaje dice mucho lo que eres o lo que no eres. Yo me siento mas humano cuando tengo la libertad de equivocarme, por esa razón seguiré cometiendo errores ortográficos. Éxitos.


    • Hay que ser bien TARADO para entra a mi blog a “tratar” de trolearme. Sólo te hace falta una cosa: CEREBRO.

      Si yo estudié o no, ¿a quién le importa? ¿a ti? Anda al Ministerio de Educación y averigua…

      De verdad que se te nota lo ardido que quedaste para el resto de tu vida por la burrada ortográfica que te corregí… por más que te excuses, SEGUIRÁS SIENDO UN ANALFABETA…

      Sigue con tu patéticos argumentos y tu maravillosa vida… que yo seguiré VERDADERAMENTE exitoso.


      • No vale, me gusta tu blog. Cuidado con las palabras. Sé quién eres cada vez que escribes.