¿Agenda Económica o Paquetazo Rojo?

Hoy fueron los tan esperados anuncios económicos de Maduro para “recuperar” el país y enrumbarnos (ahora sí) hacia la Venezuela potencia que nos prometiera la momia de Barinas.

Resumiendo sus anuncios de casi 5 horas, el paquetazo quedó así:

  • Abastos Bicentenario se pudrió. Detectaron una banda de malandros de marca menor en su nómina, y por lo tanto toda la red de alimentación será centralizada y unificada en una “Mega Corporación” (más latrocinio rojo). Mientras tanto, ¡A sembrar yuca!
  • Aumento de la gasolina. Los nuevos beneficios obtenidos por dicho aumento irán destinados a un fondo para las misiones (o lo que es lo mismo, los bolsillos de los boliburgueses, que parecen no tener fondo).
  • Aumento del 20% de sueldos y 2.5% de la tasa de cálculo de los cesta tickets. O sea, para que no te duela mucho la escalada de inflación que desatará el nuevo precio de la gasolina te cayo la boca con una limosnita ahí.
  • Unificación cambiaria y nuevo sistema de divisas. El dólar inexistente de 6.30 sube a 10. Y la otra banda (SIMADI o como lo vayan a llamar ahora) quedará en “flotación”. Es decir, algo que ni ellos mismos entienden, pero lo explican así para que no preguntemos mucho. Lo que sí es seguro es que seguirán las roscas de los enchufados y el encarecimiento de todo.
  • Tarjeta Misión Socialista. Otra limosnita para ganarse la aprobación de los millones y millonas de pobres que el proceso ha generado. Una tarjeta de débito para la que seguramente te dirán en el Banco de Venezuela que no hay material. O se la sacarán sólo a “los panas”, ¡pero tienes que pagar!

¿14 motores? ¿Cuáles? ¿Cómo nos hablan de motores si este país está fundido gracias a su “proceso”?

Paquetazo de Maduro 2

@gordonesroo
@gordonesroo
Bloguero, Social Media Manager, Diseñador Web, Consultor en Marketing Digital y Emprendedor. Fanático de la tecnología, adicto a la información, maniático con la ortografía y WordPress Lover.Mis escritos siempre llevan mi opinión personal, mezclado con humor negro, sátira, sarcasmo... ¡y siempre libre de eufemismos!